Flame test EN 15025 (A1 - Horitzontal flame)

¿Cómo sabemos que un tejido es “ignífugo” y válido para ser utilizado como EPI? La normativa EN ISO 11612 es la que nos permite hacer tal afirmación, pero ¿qué comprobaciones se hacen exactamente? 
Flame test EN 15025
Flame test EN 15025

La EN ISO 11612 verifica diferentes aspectos del tejido, que básicamente son el comportamiento al fuego y llamas y las resistencias físicas. En el comportamiento al fuego y llamas, la normativa verifica el calor radiante, el calor por contacto, el calor convectivo, la resistencia al calor (aire) y la propagación limitada de la llama.  

En este post, nos centraremos en el requisito básico para pasar la “propagación limitada de llama”, que viene definida por la normativa EN 15025. Esta normativa consta de 2 partes, A1 (llama horizontal) y A2 (llama vertical). El A2 es opcional.

Entonces, ¿de qué se trata la prueba A1?  
La prueba consiste en aplicar una llama de gas (propano) horizontal durante 10 segundos (donde todas las medidas, distancias, materiales y caudal de gas vienen dadas por la norma) y comprobar el comportamiento del tejido.

Para decir que una prueba ha tenido éxito, los requisitos obligatorios son:  

  • Ninguna muestra debe arder hasta el borde superior o los bordes laterales.
  •  No debe formarse un agujero en ninguna muestra.
  • Ninguna muestra debe desprender restos inflamados o fundidos.
  • El tiempo medio de postcombustión debe ser ≤ 2 s.
  •  El tiempo medio de incandescencia residual debe ser ≤ 2 s.
  • Las costuras continuarán uniendo los paneles de telas. 

 Si el tejido pasa la prueba cumpliendo con los puntos anteriores, tenemos la primera “luz verde” para decir que la tela es ignífuga.