Tejidos antimosquitos

By 27 febrero, 2014 septiembre 6th, 2018 technical fabrics, tejidos técnicos

Un clima caluroso es la condición ideal para muchos insectos, entre ellos, los mosquitos. Si a ese clima caluroso se le suma el cambio climático, obtenemos mosquitos que han desarrollado la capacidad de sobrevivir durante mayor tiempo y por tanto, alargar la temporada de picaduras y de transmisión de enfermedades.
¿Qué factor es el que los atrae? Son varias las teorías y van desde la cantidad de dióxido de carbono que generamos (mayor dióxido de carbono mayor atracción) pasando por el ácido láctico que generamos al sudar o al respirar, el tipo de sangre o los perfumes y la ropa con la que vestimos.

¿Cómo podemos estar protegidos? Mediante el uso de biocidas como pueden ser la permetrina, el icaridin o el DEET, entre otros. En este sentido, la obtención de tejidos repelentes toma cada vez mayor importancia para poder estar protegidos frente a las molestas e irritantes picaduras y frente a enfermedades como son el dengue, la fiebre amarilla o la malaria. Estos tejidos se pueden obtener mediante la aplicación de biocidas. Dicha aplicación puede realizarse a través de diferentes tecnologías textiles, bien durante el propio proceso de extrusión en el caso de fibras sintéticas, durante el proceso de acabado del tejido o sobre la prenda ya confeccionada a través también, de un proceso de acabado. Este tipo de procesado, la materia prima textil, el biocida seleccionado (tipología y estado del mismo -microencapsulado, emulsión, etc.-) así como las condiciones de cuidado y mantenimiento del textil, serán los condicionantes de la durabilidad del efecto repelente.

.