TEJIDOS DE PROTECCIÓN PARA FUNDICIÓN DE ZINC

La viscosidad del Zinc, en estado líquido, convierte su salpicadura en una de las más difíciles de proteger.

El punto de fusión del zinc es de 420ºC, teniendo así una viscosidad en estado líquido muy elevada (aún más que la del aluminio). Por ello, en frente a sus salpicaduras, este metal es uno de los más difíciles de proteger.

Este metal se adhiere a prácticamente cualquier tejido y sus aleaciones, en una parte importante con Níquel, son de muy elevado riesgo. En caso de que la salpicadura se adhiera al tejido, la transmisión de calor hacia la piel del operario es mucho menor, aunque no menos peligrosa, que en el caso del aluminio.

La solución de Marina Textil pasa por un tejido exclusivo desarrollado únicamente pensando en este tipo de riesgo. Dichos tejidos de protección para fundición de zinc, también se han desarrollado para proteger ante el resto de riesgos que, aunque con menor frecuencia, se pueden dar en estas fundiciones, como el calor convectivo, arco eléctrico y salpicaduras de materiales químicos líquidos.

Los pesos de dicha solución textil dependerán del tipo de industria, fundición o galvanización y dentro de la misma, de su automatización.

Estos son los tejidos ignífugos que Marina Textil ha desarrollado para las fundiciones de zinc. Pulse sobre cualquiera de ellos para conocer sus especificaciones.

NORMATIVAS QUE DEBEN CUMPLIR LOS TEJIDOS DE PROTECCIÓN PARA FUNDICIONES DE ZINC